Patio Los Mirtos

Al bordear el patio de los Mirtos el visitante encontrará en varios nichos algunas colecciones de objetos conmemorativos de la vida social santandereana del siglo XIX. En el lugar de los nichos existían primitivamente grandes ventanales que daban a la calle 36, los cuales fueron clausurados para proteger al museo de la polución y el ruido de la calle.

En este claustro de los mirtos el museo hace un rápido recuento de la historia regional, a modo de capítulos. Este se inicia con el que da cuenta de la gesta emancipadora que desde 1810 puso en marcha el proceso de construcción del estado nacional colombiano (armas, estribos de cabalgaduras, etc.) se pasa al registro de los cambios económicos y políticos acaecidos bajo el régimen del ESTADO SOBERANO DE SANTANDER: la política de escuelas y caminos del presidente SOLÓN WILCHES CALDERÓN, la irrupción de la economía cafetera, la fugaz bonanza de las quinas extraídas, las tradicionales artesanías del sombrero y el tabaco, la creación de los primeros bancos y la fabricación de las monedas del estado soberano. El visitante recordará haber visto ya, en la segunda sala, la caja fuerte que guardaba los caudales de la Tesorería General del Estado Soberano de Santander entre 1858 y 1885.

Encontrará luego la huella de las guerras civiles que desgarraron el territorio del estado y la que puso fin a todas por la magnitud de la tragedia humana y por el devastador impacto económico al iniciarse el siglo XX.


© 2019 MUSEO CASA DE BOLÍVAR. DERECHOS RESERVADOS