Casa de Bolívar

Los orígenes legales de la Academia de Historia de Santander, datan de 1928 cuando por iniciativa del Doctor MARTIN CARVAJAL fue aprobada en la Asamblea Departamental la ordenanza número 46 del 27 de abril de 1928, por medio de la cual se creó el CENTRO DE HISTORIA DE SANTANDER como homenaje y reconocimiento a algunos historiadores Santandereanos que desde 1908 venían trabajando por recuperar la historia santandereana con el auspicio de la Academia Colombiana de Historia.

La ordenanza anterior fue reglamentada por el decreto número 78 del 4 de octubre de 1928 y la sesión inaugural se celebró el 20 de Julio de1929 siendo su primer presidente Don SIMON S. HARKER.

Para los santandereanos es altamente satisfactorio registrar que el nacimiento del CENTRO DE HISTORIA DE SANTANDER en 1928, corresponde a la conmemoración del primer centenario de la presencia del libertador SIMON BOLIVAR en la villa de Bucaramanga en calidad de Presidente de la República, del 1º de abril al 8 de junio de 1828.

Los primeros años del centro de Historia de Santander fueron particularmente eficaces para el futuro de la institución pues los primeros historiadores y académicos se dedicaron con verdadero encomio a recopilar la historia santandereana y publicar con la ayuda del gobierno departamental los primeros ejemplares de la colección BIBLIOTECA SANTANDER y la revista ESTUDIO órgano de difusión de ese centro que se ha venido publicando ininterrumpidamente hasta la fecha, convirtiéndose en una de las revistas más antiguas de Colombia.

La eficiente labor desarrollada por el centro de historia de Santander, motivó al gobierno nacional y mediante ley 7ª de 1946 se elevó el centro de Historia de Santander a la categoría de ACADEMIA DE HISTORIA DE SANTANDE, filial de la Academia Colombiana de Historia.

Complementario a lo anterior y merced a la munificencia del Doctor EDUARDO SANTOS se adquirió la casa donde vivió en Libertador durante su permanencia en Bucaramanga, casa que le fué entregada a la Academia de Historia de Santander para que le sirviera como sede permanente, y para que organizara un museo de historia regional.

La casa de Bolívar posee no solo valor histórico sino también arquitectónico por ser un testimonio representativo de la arquitectura de la época, es una casa corriente de las primeras construcciones de teja y tapia pisada que se levantaron en la ciudad; vino a ser importante a partir de la visita del Libertador a la Villa de Bucaramanga en 1828, cambiando su destino de modesta mansión a la Palacio Presidencial.

Con el rescate y restauración de la casa de Bolívar, la Academia de Historia de Santander, en cumplimiento a la ordenanza que le confiaba la guardia de este importante patrimonio cultural, creó un Museo Histórico y Arqueológico del departamento, convirtiéndose en el primer museo de la ciudad, que abrió sus puertas al público en el año de 1950.

No obstante, en 1977 respondiendo a las normas museológicas contemporáneas y buscando concretar una especialización, se transformó en Museo de Historia Regional. En este sentido se configuraron dos grandes sectores para diferenciar entre la Historia de la Casa y la Historia Regional.

El montaje del Museo fue sustentado en las normas museológicas contemporánea guardando parámetros de sobriedad, rigurosidad histórica y técnica de comunicación.

Actualmente la Academia de Historia de Santander “Museo Casa de Bolívar”, presenta al público un museo compuesto por diversas salas que cuenta la historia de la estadía de Bolívar en esta casa; la Institución que la rescató, los Guane, el paso de los conquistadores, la colonia, la Era Radical, el Estado soberano hasta la Guerra de los Mil Días.

Existe igualmente, una sala dedicada a los textiles Guane y una biblioteca especializada, principalmente, en historia regional.

Además existe el salón de sesiones de la Academia de Historia de Santander, donde sus académicos presentan libros de interés regional y debaten sobre temas históricos.

El 26 de noviembre de 1999 a través de resolución No.1613, el Ministerio de Cultura declaró la Casa de Bolívar Monumento Nacional.